Cómo instalar cámaras de videovigilancia

En nuestro hogar o en nuestro negocio, unas cámaras de videovigilancia siempre nos dejarán tranquilos. En un negocio son casi indispensables para disuadir a los potenciales atracadores o grabar cualquier pequeño hurto. Las cámaras serán una inversión rentable. También contribuyen a que los empleados se sientan más seguros, controlar lo que ocurre o para ahorrar en la póliza del seguro.

Pasos a seguir en la instalación

  1. Conocer el hogar o local. Dependiendo de qué lugares quieras tener vigilados y de las características del inmueble, la planificación de la instalación será distinta. Cosas como el alcance del wifi o la fibra óptica afectarán a la planificación.
  2. Conocer la instalación. Una vez que conoces el entorno, te toca elegir qué cámaras quieres: su calidad, alcance, etc. Hay que tener en cuenta la normativa, ya que no se puede grabar la calle o propiedades ajenas.
  3. Colocar las cámaras. El paso que obviamente no puede faltar.
    1. Marcamos primero los agujeros a hacer.
    2. Hacemos los agujeros, ponemos los tacos y atornillamos.
    3. Ponemos las canaletas (si los cables no van por la pared).
    4. Unimos los cables a la grabadora. Suelen ser dos cables: uno de corriente y otro para la información que se graba.
  4. Conectar la grabadora. Llevamos los cables de corriente y los de "información" hasta las cámaras y el ordenador.
  5. Configurar. Cada software y cada fabricante funcionarán de una forma distinta, pero hoy en día los programas suelen ser sencillos de usar. Los propios programas incluyen una guía y, si no, siempre podemos acudir al manual de instrucciones. El software nos pedirá los ajustes comunes: hora, fecha, usuario, contraseña y la configuración de la red. Recordemos que esta va a ser nuestro sistema de seguridad, así que hemos de prestar mucha atención y configurarlo con paciencia.
  6. Comprobar. Un paso no menos importante, y que muchos pasan por alto, es ver que todo graba correctamente y que la configuración funciona. Por último, repasamos la calidad de vídeo de todas las cámaras (a lo mejor no interesa que todas graben al máximo de calidad: más calidad implica más memoria).

¿Quieres instalar una cámara de videovigilancia? ¡Llámanos! 👇

¡Solicita más información!

¿Por qué contratar a unos profesionales?

Con el tiempo y la dedicación necesaria, cualquiera podría instalar las cámaras. Pero luego vienen los problemas: "que la cámara no va, el cable es más largo, esto antes grababa pero ya no...". Los sistemas informáticos son complejos. En el caso de las cámaras de videovigilancia, hay que tener en cuenta la normativa: no se puede grabar cualquier cosa porque podríamos meternos en problemas. Asegurarte de tener las cámaras adecuadas, el mantenimiento y otros quebraderos de cabeza harán que agradezcas la ayuda de los profesionales. Tendrás la garantía de la compañía y ahorraras tiempo y dinero.

En Fiberjestel te ayudamos a instalar cámaras de videovigilancia. Si quieres despreocuparte y que todo salga correctamente a la primera, contáctanos: 660 38 63 28 o info@fiberjestel.com.

logo fiberjestel

Sin comentarios

Añadir un comentario